23 oct. 2015

Giovanna Casotto al habla


Es una de las dibujantes de cómic erótico más sobresalientes del panorama europeo. 
Para comprobarlo basta con leer Scandalo!, el último álbum de Kiss Comix, pero para saber algo más de la artista detrás de esos dibujos irresistibles no está de más escucharla en sus propias palabras. De un telefonazo te la traemos al blog de la casa. Con ustedes, Giovanna Casotto.

Scandalo! es una recopilación de historias cortas, ¿podríamos decir que recoge lo esencial de tu trabajo?
Supongo que podríamos decir que las historias contenidas en el libro representan a la perfección el espíritu alegre e irónico que busco integrar en todo lo que dibujo. La historia para mí no es más que un pretexto para dibujar. Tampoco tengo grandes historias que contar, prefiero las sensaciones, y me bastan los matices del lápiz para dar toda la sensación de carnalidad que pretendo transmitir. En mis cómics, el dibujo narra por sí mismo; no es una presunción sino una elección consciente: el trazo es para mí el portavoz de esa sensualidad.
La protagonista es siempre una mujer. Una mujer dibujada por otra mujer. ¡Auténtico erotismo femenino!
Femenino es todo aquello que le pertenece sólo a la mujer. De la sensibilidad anímica a la celulitis. De la fascinación por la seducción a la gracia con que una mujer se contonea al caminar, descalza o calzando un par de tacones de aguja. De asumir actitudes provocativas a los guiños y las sonrisas. Ésa es la feminidad que a mí me gusta representar. Una feminidad alegre y despreocupada, propia de las mujercitas de posguerra que amaban enfatizar su belleza con ropa y accesorios, siempre haciendo hincapié en sus formas naturales como principal reclamo sexual para el hombre. ¡Pero cuidado!, no estoy hablando de mujeres-juguete sino de mujeres juguetonas, que juegan, que se divierten con su propia ironía.

Tu estilo de dibujo es sexy, elegante y cálido. ¿Cómo evocas esa atmósfera que siempre transmiten?
Me basta con que la mesa de trabajo esté perfectamente ordenada, con tener dos paquetes de cigarrillos siempre a mano, música de Billie Holiday y ningún reloj a la vista en un radio de un kilómetro.

¿Y cuando no trabajas lees cómics?
La verdad es que no soy una apasionada de los cómics y los leo muy raramente, pero sí admiro el trabajo de los que son mis artistas preferidos en ese ámbito: mi querido amigo Franco Saudelli, Fernando Caretta y Roberto Baldazzini. ¡Me parecen los mejores dibujantes del mundo!
¿Y cuáles son los gustos de Giovanna Casotto en otras disciplinas?
Hmm… Pues mira, la primera enumeración que me viene a la cabeza: me gusta escuchar y bailar el rock de los años 50, adoro a Billie Holiday, me encantan los Cramps, Johnny Thunders, leo con avidez los libros de Nicolò Ammaniti y amo la fotografía de Jan Saudek.

Gustos exquisitos. No esperábamos menos de la número uno del erotismo europeo, ¡una gran responsabilidad, por cierto!
Guau… bueno… ¡Cambiemos de tema!

De acuerdo, pues para terminar: ¿Cuál es la situación para un dibujante en la Italia actual? ¿Son buenos tiempos para el cómic?
No, en Italia ahora mismo es prácticamente imposible vivir de dibujar cómics a no ser que trabajes en las editoriales más conocidas que hay, que son una o dos. Por tanto es imprescindible sentirse dispuesto a vivir este ofició con pasión, asumiendo todas las dificultades que conlleva mantenerse en ello. Creo que en Italia hay mucho menos interés en el cómic por parte del público que en otros países europeos. Y si hablamos de cómic erótico ya tenemos que referirnos a un nicho muy limitado de entusiastas.