25 feb. 2013

Sin palabras



Seguimos trabajando en la edición de nuestro próximo álbum, que como ya os adelantamos en este mismo blog se tratará de un título firmado por Francisco Solano López, el legendario dibujante de El Eternauta.
El argentino explicaba que cuando se saturaba de dibujar ciencia-ficción, pasaba al erotismo, y cuando el erotismo le sobrecargaba, volvía a internarse en la ciencia-ficción. En esa alternancia daría una obra rica y peculiar que brilló por su ausencia de complejos, y que no todos los autores se han atrevido a ejercer.
En los años noventa, Solano López desarrolló para nuestra mítica revista Kiss Comix una serie de historietas mudas donde el erotismo alcanzaba una categoría gráfica excepcional. Un trabajo puramente dedicado a la expresión de los cuerpos, donde los argumentos fluían sin palabras y permitían un regodeo de la mirada que no dejaba a nadie indiferente. Puro fuego que ahora, mientras trabajamos para su edición en formato de lujo (¡lujo al alcance de todos!), nos tiene acalorados y con muchas ganas.
Este material, del que aquí os ofrecemos un botón de muestra, estará a vuestra disposición en librerías a lo largo del mes que viene. Seguid atentos. 



6 feb. 2013

Retrospectivas



La saturación de novedades editoriales que vive el mundo del cómic hace que sea muy difícil mantener toda la oferta de nuestro catálogo expuesta en las librerías por una sencilla cuestión de espacio, aunque los libreros especializados más atentos suelen recuperar la obra anterior de un autor en cuanto un nuevo título suyo sale al mercado.
El lector que a raíz de nuestros últimos álbumes haya descubierto a Ignacio Noé (autor de El afinador) y a Chiyoji Tomo (firmante de Miss 130) y se haya quedado con ganas de más, debe saber que existe obra anterior de estos dibujantes publicada en nuestro país y que buena parte de ella todavía está disponible.
De Chiyoji hemos editado varios álbumes recogiendo aventuras de su personaje estrella, auténtica miel para los aficionados al hentai, mientras a Noé se daba a conocer en España con El convento infernal, una sátira salvaje donde el terror se sumaba al erotismo con una excelencia gráfica y argumental pocas veces vista en el género. El mismo autor, en Diet, nos daría luego su visión acerca de la obsesión por su figura que a muchas mujeres les dificulta el disfrute de su sexualidad, y lo haría a partir de la experiencia de una muchacha que quiere ser modelo pero que resulta tener un cuerpo demasiado exuberante para los cánones que imperan en el mundo tan vulgar de la moda.
Sabed que todavía podéis adquirir cualquiera de esos títulos, todos ellos clasificados “X”, en nuestro servicio de venta por correo o, si lo preferías, encargándoselo directamente a vuestro librero habitual. La cuestión es que no pare la fiesta.