26 jul. 2012

Cuatro amigas



Llegó el momento. Un año después de que la mejor revista de historieta erótica de los últimos tiempos arriase velas, su casa madre presenta una colección de álbumes donde disfrutar del arte erótico de sus autores más punteros.
Desde hoy puede encontrarse en todas las librerías, así como a través de nuestro servicio de venta a domicilio, el primer volumen de la colección Kiss Comix, Cuatro amigas, un lujoso libro a todo color que recoge las calientes e irresistibles aventuras de Anita, Marité, Helena y Sibila. Un derroche de morbo y sexo duro celebrado por la crítica y los lectores de países como Francia, Italia o Estados Unidos, que llega por fin a nuestro país para certificar el talento del bonaerense Atilio Gambedotti y ponernos la biblioteca a tono.
En las próximas semanas iremos ofreciendo información extra que complementará y enriquecerá la lectura de Cuatro amigas. Por el momento, nuestro deseo es que esta edición que hemos preparado con cariño y esmero sea disfrutada por erotómanos y curiosos del buen cómic. 







Puedes adquirir el libro aquí
Puedes acceder a un avance de su contenido aquí 
Puedes saber más sobre el autor pulsando aquí

19 jul. 2012

Solo para tus ojos


En el sexo, lo que mola son los preliminares. Acercamiento, toma de contacto, cháchara, seducción, empatía y que si ponte así o ponte asá. Y el clímax ya llegará.

Entretanto, para abrir boca e ir hidratando estos días de verano hasta la salida a la venta de Cuatro amigas, el álbum de Atilio Gambedotti que inaugurará la colección Kiss Comix, nos complace obsequiar a nuestros seguidores con un avance de lo que les espera en las librerías a partir del viernes 27 de julio.

Ahora aseguraos de que no hay nadie a vuestras espaldas, jurad con la mano alzada que sois mayores de edad y clicad aquí.

16 jul. 2012

Lo bueno se hace esperar


A veces, la realidad somete a la ficción con sus causas mayores. En esta ocasión, un retraso en la llegada del papel donde ha de imprimirse Cuatro amigas, el álbum de Atilio Gambedotti que inaugurará la colección de libros Kiss Comix, implicará un retraso de una semana en la salida a la venta del libro.
Así, en lugar del día 20, tal y como estaba anunciado, será el viernes 27 de julio cuando Cuatro amigas se podrá adquirir en las librerías.
Por nuestra parte, queremos ver el vaso medio lleno y pensar que cuanto más grande es el deseo, mayor gozo habrá al satisfacerlo. Pero para compensar esta pequeña demora y hacer más liviana la espera, esta misma semana os ofreceremos un piscolabis en este mismo blog. Estad muy atentos…

10 jul. 2012

Entrevista con Atilio Gambedotti



Atilio Gambedotti nació en Buenos Aires en 1973. Treinta años después viajó a Barcelona buscando las oportunidades profesionales que no había encontrado en su Argentina natal y la calidad de su trabajo hizo que revistas como El Víbora o Kiss Comix le fichasen para nutrir sus páginas. Su progresión artística y la frescura de sus historias pronto despertó la curiosidad de editores foráneos y su obra acabaría publicándose en países como Francia, Italia, Holanda o Estados Unidos, granjeándole un estatus como dibujante de historieta erótica.

Cuatro amigas es su primer álbum editado en España.



Véndenos tu libro, cuéntanos de qué va Cuatro amigas.
Cuatro amigas es una historia de amistad, felicidad y sexo. Hacer porno no es excusa para dejar de hacer las cosas bien, y yo creo que además de poner cachondo al personal se le puede contar algo. Aquí he intentado hacerlo simultáneamente, y creo que este es un álbum para disfrutar en más de un sentido: primero como cómic, y luego como cómic de género. En Francia y Estados Unidos funcionó muy bien.



Cuatro amigas que van y vienen, viven sus tribulaciones y dado el caso se ponen a follar como conejas para resolver un entuerto. Tus historietas son pornográficas pero bien podrían ser de superhéroes. ¿Se debe eso a tus primeras lecturas?

Pues a lo mejor algo me hicieron, aunque en realidad mis primeras lecturas, siendo crío, fueron más los cómics de aventuras y luego los de ficción realista. Los que más me marcaron en su momento fueron El último recreo y Ficcionario, el primero con guión de Carlos Trillo y ambos dibujados por Horacio Altuna. Con ellos descubrí que el cómic era algo más que historias de aventuras, hostias o humor. Me marcaron muy profundamente.

Altuna ha dibujado algunas de las mujeres más hermosas de la historia del cómic.
Las tías que dibuja Altuna son para ponerse cachondo más allá de la historia que haga, está claro. Él ha sido mi mayor influencia junto a Manara y Serpieri, pero no tanto por su dibujo sino porque es de lo que me nutría de chaval, y porque había en ellos una mezcla de género donde lo erótico se integraba en historias con más o menos sustancia. Uf, la de horas que habré malgastado con el El clic de Manara, y lo que he sufrido y he llegado a excitarme con el Morbus Grabis y la increíble Druuna de Serpieri…

Auténticos maestros y pruebas vivas de que el cómic erótico puede tener una altísima calidad.
En el cómic, sea del género que sea, el dibujo es importantísimo para transmitir, pero al fin y al cabo se trata de contar historias, y si no hay una buena de fondo, si no hay un buen tema, en cuanto terminas la lectura te estás preguntando para qué has perdido tu tiempo con aquello. En el caso de Cuatro amigas yo quería hablar de muchas cosas entre polvo y polvo, y a veces creo que he conseguido hacerlo ¡durante!

¿Hay vivencias reales en el álbum?
Siempre se cuelan experiencias propias, y más en un libro que habla de la amistad y de la estúpida idea de felicidad que suele circular por el mundo y que a veces resulta tan perniciosa. Para hablar de esos temas me inspiré mucho en el trabajo de Kevin Smith.

La mente de un dibujante de historietas eróticas tiene que ser un lugar muy caldeado...
Depende de cada autor será un lugar agradable o chungo, supongo, pero en general sí es un lugar de temperatura infernal. Y hay que reconocer que esta profesión te deforma un poco, porque luego, a la hora de pensar historias de otro tipo, el sexo sale naturalmente sea o no necesario. Haciendo Cuatro amigas intenté que el sexo emergiera de manera natural según lo pidiera la historia, tratándolo como algo natural y primordial, como alimentarse o respirar, pero es cierto que muchas veces, trabajando, he tenido que parar, cascármela y retomar después. Si uno está imaginando situaciones eróticas durante ocho o diez horas laborales y no se pone a tono es que está haciendo algo mal.

¿Y se liga con esto o qué?
Eso se lo deberías preguntar a alguien que ligue algo... más allá de ser dibujante de porno o dibujante a secas. En general, cuando una chica a la que acabas de conocer se entera de que dibujas porno suele espantarse un poco, pero bueno, luego ya te va conociendo y se espanta todavía más, ¡ja, ja, ja! No, no sé, supongo que tu profesión sí que les da un poco la idea de quién eres, pero según tengo entendido se liga más siendo dibujante “a secas”.

Quieras o no es un trabajo atípico. ¿Te sientes satisfecho con él?
En algunos aspectos sí y en otros no tanto. En lo económico es decepcionante, aunque yo pude vivir de ello un tiempo, lo cual no es poco. Yo siempre he tratado mi trabajo con todo respeto, lo he hecho siempre lo mejor posible e intentando mejorar, y creo que eso salta a la vista. Me siento orgulloso de haber aprendido a escribir guiones haciendo porno, por ejemplo, que luego es algo que me han halagado en Francia. Me siento satisfecho de sentir que llego al público, al que siempre he intentado emocionar además de excitar. Hay gente que se dedica a esto que utiliza seudónimos, pero yo siempre he firmado con mi verdadero nombre porque no me da ninguna vergüenza hacer comics porno y creo que puedes sentirte orgulloso de ello si lo haces bien.

¿Preparas nuevos trabajos, algún proyecto entre manos?
Actualmente es difícil porque no quedan revistas mensuales, con lo cual no puedes dedicar cuatro meses (yendo a buen ritmo) a dibujar un álbum, considerando, como es mi caso, que hay que hacer guión, lápiz, tinta y color y que te van a pagar lo mismo, más o menos, que al maquetador que trabaja en la editorial. Ahora estoy haciendo cómics ajenos al porno para el mercado estadounidense. Inaugurada la colección de álbumes de Kiss Comix tal vez pueda plantearse algo nuevo, retomar ideas que quedaron en el tintero… Tengo pendiente una historia de cazadores de monstruos, y por desarrollar otra que se localiza en un hospital, la historia con más mala leche que he tenido el agrado de parir… Iremos viendo.



5 jul. 2012

Donde caben tres, caben cuatro







Ya es público: Atilio Gambedotti, conocido de las páginas de revistas como El Víbora o Kiss Comix, es el elegido para inaugurar nuestra colección de historieta erótica con CUATRO AMIGAS, un álbum donde queda patente todo el talento de este argentino afincado en Barcelona para dibujar las escenas de sexo más sensuales y efectivas que se recuerdan.

Las aventuras de Helena, Anita, Marité y Sibila, cuatro pibones, a cuál más cañero, especialistas en salir de un lío para meterse en otro. Cuatro chavalas ardientes, sensibles, lanzadas y resueltas que sufren por celos, por chantajes masculinos y porque a menudo son incapaces de domar, ay, su propio deseo. Por separado, cada una es cada cual. Juntas conforman el cuarteto más morboso y excitante que ha dado nunca el cómic para adultos.

Ya podéis salivar y cantarlo a los cuatro vientos. ¡Suben las temperaturas!

Cuatro amigas estará disponible en todas las librerías el próximo 20 de julio.

Y esto no ha hecho más que empezar.


2 jul. 2012

Vuelve Kiss Comix

Ilustración de Ikna





Kiss Comix, la revista de historieta erótica por excelencia, cerró sus páginas va a hacer un año, tras casi dos décadas de andadura y tocada por los nuevos hábitos de consumo, la crisis del kiosco y otras razones prosaicas que sería muy aburrido enumerar. Aquello fue el final de una etapa, pero nunca significó que la nómina de autores de talento que recorrieron sus páginas hubiera entregado las armas.
Hoy el cómic en general vive una época de fiebre creativa. Tanto la vieja guardia como las nuevas generaciones de dibujantes ofrecen historias estimulantes y variadas, los lectores están preparados para enfrentarse a todo tipo de obras y los libreros, los editores y la crítica saben que trabajan para un medio que crece en calidad y alcance. Ya sólo cuatro necios consideran la historieta un lenguaje menor.
Pero la oferta no era completa, en las estanterías quedaba un hueco por cubrir, el que dejó Kiss Comix tras su desaparición, el del cómic erótico.
El aficionado sin prejuicios ha estado echando en falta un cómic erótico de calidad, orgulloso de su condición y ambicioso en su cometido: deleitar al lector y algo más. Un cómic que no se ande por las ramas, que entienda que tan excitante puede ser sugerir como mostrar, un cómic festivo que sea capaz de satisfacer a lectores de ambos sexos, juntos y revueltos o en íntima soledad.
Bueno, pues ya está resuelto.
Tras una temporada de reposo y balneario, Kiss Comix vuelve y lo hace con ganas de fiesta, vestido de gala y ampliando su formato al álbum de lujo, en una colección trimestral que pretende reunir a los mejores dibujantes nacionales e internacionales que han incurrido en el género.
A partir de ahora, la novela gráfica va a ser más gráfica que nunca.
Permaneced atentos a este blog.